Tipos de Várices

Arañas Vasculares: Son pequeñas venas subdérmicas, que por lo general, aparecen después de los embarazos o con el uso de anticonceptivos orales. Si bien, son consideradas como estéticas por los sistemas de salud, pueden presentar sintomatología, llegando a crear serios problemas de autoestima en nuestros pacientes.

Venas Reticulares: Son venas que por definición, miden menos de tres milímetros. Por lo general, se ubican en la cara posterior de ambas rodillas y, en algunos casos, pueden crecer y transformarse en várices. Presentan sintomatología como dolor y, prurito( picazón); no sólo son un problema estético, sino también un problema de salud. Son de color verde opaco, pueden dolor, sobretodo cuando el paciente permanece largos períodos sentado.

Várices Cordonales: Éste tipo de venas son el resultado de un daño valvular mayor en nuestras piernas y, se traducen como verdaderas dilataciones venosas, que traen consigo dolor, pesadez, cansancio, edema y sensación de parestesias (hormigueo). Tienen un alto impacto en cuanto a la estética se refiere, sobre todo en mujeres, quienes ven limitada su vida cotidiana, evitando exponer sus piernas.

Úlcera Varicosa: Es, junto con la trombosis, la complicación más temida de ésta enfermedad, ya que no sólo es un problema grave de salud, sino que además puede desencadenar en infecciones y cicatrices, con cambios de coloración en la piel de las piernas que por lo general duelen y de no ser bien tratadas, pueden volver a aparecer.

Tipos de Tratamientos